mitotes por eco de la montaña

Mitotes

Hikuli Neixa, Namawita Neixa y Tatei Neixa son las principales fiestas huicholes conocidas como mitotes o neixa. Estas fiestas tienen lugar en un tukipa (centro ceremonial) y en un xiriki (centro adoratorio).

Los mitotes se llevan acabo en relación con tres momentos principales del ciclo del cultivo del maíz: la preparación del coamil, la siembre y la preparación de los primeros frutos.

Una de las características de estas fiestas es que durante uno o varios días se realizan danzas y cantos chamánicos. En estos cantos, el chamán habla con las diferentes deidades y las busca convencer para que ayuden a resolver los problemas de las personas presentes, así como evitar que manden algún tipo de enfermedad.

Durante las fiestas se utilizan varas emplumadas, cristales y espejos.

En la mayoría de estas fiestas, su culminación se lleva al momento de sacrificar un animal que se lleva acabo durante el amanecer. La sangre de los animales es el alimento de los dioses y permite la transmisión de las plegarias que las personas hacen a sus dioses. Por ello, la sangre del animal sacrificado se unta en las ofrendas.

Estas fiestas tienen lugar en cinco puntos que marcan la geografía sagrada huichol. Estos puntos al unirse forman una cruz en forma de rombo, el cual es un emblema cosmogónico de la cultura huichol. Los cinco lugares son: el cerro Pariteka, Waxiewe, Xapawiyeme , Hauxamanaka y Teakata.

Específicamente de las tres principales fiestas que se mencionaron al principio de este texto, el canto chamánico es más complejo porque se narran diversos episodios de la creación del mundo y la vida de los ancestros deidificados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *